5 elementos para mantener tu casa con olor a hogar

por

Mantener nuestra casa con un olor fresco y agradable durante todo el día, parece algo imposible, pero aquí te ofrecemos algunas claves para que mantengas tu casa con un aroma agradable, utilizando productos que se encuentran en tu cocina.

1) Bicarbonato de Sodio

 El bicarbonato de sodio es uno de los productos más efectivos en cuanto a la eliminación de olores se refiere. Para que actúe, puedes colocar recipientes con un poco de bicarbonato, y unas gotas de zumo de limón si quieres, por las distintas estancias de tu casa. Eso sí, intenta que no queden al alcance de los niños ni de tus mascotas si las tienes. Asimismo, también puedes introducir un poco en un recipiente pequeño dentro del frigorífico para evitar que desprenda malos olores.

2) Carbón Vegetal

El carbón que utilizas para hacer asados o parrillas, es eficaz para neutralizar los olores fuertes. Si decides utilizar esta opción es aconsejable que cambies o renueves el carbón por lo menos una vez al mes porque su efecto no dura para siempre. Este truco es muy útil, sobre todo, para casas con humedad.

3) Agua con Suavizante

El suavizante que utilizamos para lavar la ropa, es usado para eliminar el olor que desprenden los alimentos fritos. El truco consiste en cocinar en una olla a fuego lento, agua y  el suavizante, en minutos observaras el olor fresco que desprende tu hogar.

4) Agua y Vinagre blanco

Mezcla en un recipiente cantidades iguales de agua y vinagre blanco, si deseas agrega algunas hojas de menta si tienes, o cualquier otra planta aromática. Déjalo en un lugar de la cocina que no te moleste para que vaya absorbiendo los malos olores. Este remedio también es muy utilizado para limpiar las malas energías de la casa u oficina, así como eliminar el olor a tabaco, por lo que puedes hacerlo para el resto de habitaciones.

5) Varitas de Incienso 

Hay una variedad enorme en cuanto a aromas: lavanda, coco, sándalo, limón. Desprenden un fuerte aroma y al mismo tiempo te ayudan a eliminar las malas energías que llegan a casa proveniente del exterior.