Ácaros, enemigos escondidos en el polvo

por

Los ácaros son pequeños microorganismo, que viven de manera imperceptible en nuestra cama y zonas de descanso, así como lo hacen también las bacterias.

Sus lugares de mayor concentración son las zonas llenas de polvo, como colchones, camas, muebles de tela o alfombras. Pero también pueden encontrarse en alacenas donde se guardan cereales, o en zonas húmedas de la casa.

Algunos de los síntomas relacionados a los padecimientos provocados por ácaros, son: alergías, picazón e irritación en la piel, rinitis, asma, congestión nasal, la fiebre de heno, ojos rojizos y con picazón, estornudos, etc.

Las especie de ácaros que suelen vivir en nuestras casas se denominan ácaros domésticos. Conviven con el hombre y se nutren de las descamaciones dérmicas que perdemos nosotros nuestras mascotas.

Por esta razón es importante que elimines los ácaros a tu alrededor, para lograrlo no solo será necesario ventilar nuestro dormitorio a diario, sino que tendrás también, realizar cierto tipo de desinfección en tu colchón, para así liberarte de estos peligrosos agentes de manera definitiva.

Elimina los ácaros de tu cama o muebles de forma natural

Para desinfectar tu cama y muebles de todo tipo de ácaros sigue las siguientes recomendaciones:

  • Ventila a diario tus sábanas, cojines y almohadas al despertarte.
  • Cambia las sábanas y las fundas de almohadas, al menos 2 veces al mes.
  • Puedes considerar también, el hecho de utilizar vinagre blanco y agua oxigenada a la hora de limpiar tu cuarto y tu cama a diario.
  • Elimina  las alfombras y todos los objetos que acumulen polvo.
  • Utiliza fundas antiácaros en el colchón, la almohada y los cojines.
  • Realiza una limpieza periódica de sofás, muebles y otras zonas de la casa.
  • Repara los botes de aguaque se detecten en paredes o pisos.
  • Usa regularmente un deshumidificador.
  • Usa filtros de aire y acaricidas en el aire acondicionado.

Remedio natural a base de bicarbonato de sodio y aceite de eucalipto

Ingredientes:

  • Bicarbonato de Sodio
  • Aceite de Eucalipto
  • Envase con Spray

Procedimiento

Mezcla el aceite de eucalipto con el bicarbonato de sodio en un recipiente.

Cuando obtengas una mezcla totalmente homogénea, vierte la mezcla en un envase con spray, para luego rociarla en tu cama.

Después de rociar el preparado en tu cama, riégalo bien con un cepillo por toda la superficie de la cama.

Deja actuar el preparado durante al menos una hora en tu colchón.

Repite este procedimiento, al menos una vez al mes.

A continuación otros remedios caseros para combatir los ácaros