Cómo limpiar el cabezal de la ducha?

por

La hora de la limpieza no es precisamente una de las preferidas, sobretodo si lo que deseamos limpiar es el baño, la ducha y esos lugares a los cuales a veces se nos dificulta llegar.

Se complica más el asunto si son lugares expuestos a la humedad y que pueden albergar grandes cantidades de bacterias.

Sin embargo, no es difícil deshacernos de la suciedad de la ducha con el método que te presentamos a continuación, sea movible o fija. Verás que este proceso de limpieza es muy sencillo, tanto, que querrás repetirlo siempre y mantenerlo impecable.

Todos los procesos naturales son los mejores, es por ello que no tienes que gastar grandes cantidades de dinero en blanqueadores y desinfectantes que a veces puedes hacerte daño en la piel.

¿Qué necesitas?

  1. Vinagre blanco
  2. Una bolsa plástica. (Que no esté rota)
  3. Un cepillo para limpiar

Pasos a seguir

Para iniciar, vas a llenar la bolsa de plástico hasta el medio con el vinagre, cuidando de no derramarlo.

Acto seguido, llevarás ese plástico hasta el cabezal de la ducha y lo amarrarás, cuidando que quede bien sumergida en el vinagre completamente, allí los dejarás reposar por un par de horas, de ser posible, puedes dejarlo toda la noche para mayor efectividad.

Al concluir el lapso de tiempo que hayas decidido dejar el vinagre, lo quitarás, cuidando no derramar el líquido. Tomarás el cepillo y vas a restregar todo el cabezal, solo para eliminar los excesos y con abundante agua vas a mojar para quitar los restos de sarro y vinagre.

Vas a notar que quedará reluciente, para finalizar, solo limpia con un paño y listo, todo limpio y listo para usar.