Cómo limpiar el musgo de paredes o techos?

por

Respuesta: Asegúrese que se trate de musgo, no de algas. Examine desde una ventana situada en la parte superior de su vivienda, utilice una escalera o pida a una empresa que examine su techo. Si el material verde luce como una delgada película de pintura, posiblemente se trate de algas, dice James R. Kirby, director técnico de “The National Roofing Contractors Association”, de Estados Unidos.

El musgo es más espeso, con protuberancias similares a tallos y a hojas, y suele desarrollarse en grietas entre las tejas. En tanto las algas son inofensivas, muchos expertos creen que el musgo daña el techo al retener la humedad, que deteriora la madera y el asfalto en las tejas. Las raíces de la planta pueden penetrar el material del techo, destruyéndolo con el transcurso del tiempo.

Una empresa especializada en la limpieza del techo puede eliminar el musgo (o las algas) con un limpiador que lanza agua a gran presión. Pero ese proceso puede desalojar gránulos de asfalto de la superficie. De esa manera, el techo se hace susceptible al daño de la luz ultravioleta. También puede gastar las tejas de madera.

  • Aplicar un producto que elimine el musgo es otra opción.
  • Elija uno que contenga sales de jabón, pues se descompone rápidamente en la tierra.
  • Administre los productos con un rociador de jardín, o contrate una empresa de limpieza de techos para que lo haga. Puesto que la mayoría del musgo prospera en condiciones húmedas, a la sombra, usted puede tomar medidas para evitar su crecimiento futuro quitando las hojas de su techo y podando ramas de árboles que cuelguen encima.
  • Si el problema retorna, un albañil experto en techos puede instalar tiras de zinc o de cobre cerca de la parte superior del techo.
  • La lluvia arrastra parte de las partículas de metal sobre el resto del techo, y eso impide que el musgo vuelva a crecer.
  • Debido a que el zinc y el cobre pueden contaminar ríos y lagos, y son tóxicos para los peces, evite ese tipo de tratamiento si vive cerca de una masa de agua.
  • Finalmente, cuando tenga que volver a techar su vivienda, tal vez le convenga usar metal. Ese tipo de superficies, que vienen con una capa de esmalte a fin de evitar que se concentren dañinos residuos líquidos, son muy resbalosas e impiden que el musgo crezca en ellas.

Obtén más información con el siguiente video: