Cómo limpiar el piso de tu hogar en 5 pasos?

por

Al limpiar el piso, se eliminan gérmenes, se minimizan los malos olores, y la casa recupera su aspecto fresco, limpio y acogedor. Acá te ofrecemos una guía útil sobre cómo limpiar pisos de todo tipo, como vinilo, mármol, porcelanato y cerámica.

Los pisos de cerámica, baldosa o porcelana, son la mejor opción para cocinas, baños y otras áreas de la casa que podrían mojarse de vez en cuando. Además, con el cuidado apropiado, los pisos de baldosas pueden verse como nuevos por años.

A continuación te enseñamos los cuidados básicos para pisos de cerámica. Estas técnicas son apropiadas tanto para los pisos de cerámica como para los falsos.

  1. Barre o aspira el piso diariamente: De esta forma eliminamos el polvo suelto, migas de comida y otra suciedad que se puede acumular sobre los pisos de baldosas. Además debes barrer o aspirar el piso antes de pasar coleto o trapearlo. Un truco para darle brillo al piso es pasarle una toalla seca después de que hayas pasado coleto.
  2. Pasa coleto o trapea el piso con agua tibia y vinagre: Moja el coleto con agua tibia limpia y vinagre, después pasa coleto, y repite hasta que todo el piso esté coleteado, para que brille todos los días, simplemente pasa una toalla húmeda con vinagre blanco y limpia el piso, será suficiente para mantenerlo limpio.
  3. Seca el piso: Ya sea que hayas usado agua sola, o agua con detergente, pasa un trapo o toalla seca sobre el piso cuando hayas terminado de pasar coleto o trapear. Esto evitará que el polvo nuevo se acumule rápidamente y manche las junturas.
  4. Limpia las chorreaduras rápidamente con desinfectante: Si se te vuelca un vaso de jugo, o hasta de agua, limpia de inmediato. Cuanto más tiempo se quede allí, más tiempo tendrá para impregnarse en las junturas. El jugo de naranja seco, y otros líquidos azucarados, también tienden a volverse insoportablemente pegajosos. Si es posible, limita el desinfectante al área en la que sucedió la volcadura. Los químicos fuertes pueden degradar o manchar el piso de baldosas.
  5. Limpia el moho de los pisos de baldosas. Si el moho se acumula, una solución de amoniaco debería hacerse cargo del asunto. Colócate un par de guantes de goma para proteger tus manos, prepara una solución de 50/50 de agua y amoniaco, friega el área usando un cepillo suave y la solución de amoniaco. Asegúrate de que la habitación está bien ventilada.