Cómo limpiar la chimenea?

por

Si tiene una chimenea, su uso, generará suciedad en el proceso de combustión y esta, se acumula en la chimenea o pipa. Una capa pegajosa altamente combustible de la que ha de librarse realizando un mantenimiento correcto y limpieza regularmente.

La limpieza de la chimenea o deshollinado, trata de cepillar el interior de la chimenea para desalojar el material depositado.

Necesitará deshollinar dependiendo del uso que de a su chimenea y de como la usa. Un fuego con poco oxigeno o con leña húmeda genera mas humo conteniendo partículas con más cantidad de solidos parcialmente quemados. Estos solidos se acumulan rápidamente en su chimenea y necesitará ser limpiada más frecuentemente .

Si la utilización es con fuego mas vivo que quema totalmente la madera a temperatura superior y con madera totalmente seca la limpieza podrá ser menos frecuente.

La limpieza de la chimenea es una tarea técnicamente fácil, pero realmente desagradable y puede ser una actividad peligrosa por la utilización de escaleras, la altura a la que hay que hay que desarrollar los trabajos, azoteas, tejados resbaladizos, formación de hielo etc. Si se lo puede permitir, contrate un servicio de limpieza especializado.

El deshollinador es un profesional con experiencia y que además de limpiar el hollín de la chimenea, sabrá detectar posibles fallos y deterioros en la contrucción que eviten posibles incendios o fugas. En caso de contratarlo, verifique que dispone de seguro que evite posibles problemas en caso de accidente.

Preparación:

Cepillo
: si decide realizar usted el trabajo, necesitará proveerse de uno o más cepillos de deshollinar del tamaño apropiado, así como de los mangos, palos o cañas necesarios y cuerdas para trabajar con los cepillos a través de la chimenea.

En la mayoría de los lugares especializados podrá disponer del equipo completo sin problemas.

Tómese su tiempo y tenga mucho cuidado. Siga las reglas que dicta el sentido común como utilizar una escalera robusta y del tamaña adecuado, uso de ropa y calzado antideslizante adecuados y no estar nunca demasiado tiempo en el tejado o azotea donde puede resbalar y tener un accidente.

Ejecución:

  • Normalmente, el deshollinado de la chimenea debe comenzar por una inspección física de la chimenea y hogar, así como de la madera que se utiliza, además de cualquier otro componente utilizado.
  • Si observan cualquier problema deberá tomar las medidas específicas para su reparación, o acuidr a los albañiles y técnicos que puedan asesorarle.
  • Posteriormente cubrir la parte interior de la chimenea con plástico de forma que pueda contener el hollín y el polvo que se genera durante el proceso de limpieza.
  • El sistema mas usual y efectivo es el efectuado desde arriba hacia abajo. En este caso desde la parte superior (tejado o azotea), con palos largos, cepillos y raspadores se procederá al deshollinado con un cepillo de puntas metálicas que raspen las paredes durante su descenso gracias al un peso (bolda de hierro) y limpieza del interior de la chimenea.
  • Mientras progresa el cepillado, el material endurecido de la chimenea rompe y cae a la parte inferior.
  • Como paso final, realice el cepillado y limpie con una aspiradora los restos recogidos de polvo y hollín.

 

Obtén más información con el siguiente video: