Cómo limpiar la grasa y aceite de motor de tu ropa?

por

A veces, ir al mecánico no es una opción viable y meterse debajo de tu auto, o dentro del capó para resolver algún problema inmediato, es inevitable. Cambiar un caucho en la cuneta de la autopista le puede pasar a cualquiera.

De todas formas, en todas estas situaciones estamos propensos a mancharnos la ropa con el aceite del motor, o de los cauchos, pues nadie carga un traje de mecánico en la maleta de su automóvil, ni guantes especiales para tal fin.

A veces también nos emocionamos friendo papas o camarones, pensando sólo en la deliciosa comida que nos vamos a comer, y de repente nos damos cuenta que el sartén salpicó aceite y nos arruinó la ropa. En estos casos, es importantísimo actuar rápido para evitar un daño más permanente en la ropa y no añadirle más trabajo al cambio del caucho o arruinarnos la emoción que traen las papas fritas.

A continuación te ofrecemos un par de métodos de limpieza casera para evitar que el desastre del aceite y la grasa en tu ropa se convierta en una catástrofe.  

Necesitarás:

  • toallín de cocina (o cualquier papel super absorbente)
  • talco de bebé (o almidón de maíz o sal)
  • una cuchara
  • detergente de lavar vajilla (mejor si es antigrasa o quitagrasa)
  • agua caliente
  • detergente normal para ropa

Procedimiento:

  1. Con el toallín de cocina, trata de absorber lo más posible el exceso de aceite o grasa. No dejes de realizar este paso incluso si es sólo una gota. Con ligeros toquecitos para evitar esparcir más la grasa.
  2. Con la cuchara aplica una cantidad generosa de talco o almidón o sal sobre el aceite o la grasa, y con la misma cuchara frota el talco sobre la grasa y raspa la grasa que el talco debería ir absorbiendo fuera de la tela.
  3. Retira el talco con la cuchara tratando de que no se esparza a otras zonas de la prenda. Recomendamos realizar esto sobre un lavamanos o fregadero.
  4. usa tus manos para frotar la mancha con una cantidad pequeña de detergente por ambos lados de la tela con movimientos circulares, tratando de no esparcirlo por el resto de la prenda.
  5. Lava la prenda sola con detergente normal y el agua caliente, y déjala secar al aire libre si es posible.

El siguiente es otro método muy efectivo, especialmente para las manchas de aceite de cocina.

Necesitas:

  • vinagre
  • agua caliente
  • detergente para vajillas (si es antigrasa o quitagrasa mejor)
  • detergente para ropa

Procedimiento:

  1. Mezcla el vinagre con el agua caliente a partes iguales y remoja la prenda en esta solución.
  2. Enjuágala y luego aplica en la mancha el detergente, realizando movimientos circulares y evitando esparcir más la mancha, por ambos lados de la tela.
  3. lavar con detergente para ropa normalmente.

Consejos generales:

  • Recuerda que tratar las manchas tan pronto ocurren es la mejor manera de evitar que se conviertan en problemas permanentes.
  • La prenda manchada no debe tener contacto con otras prendas para evitar la transferencia de grasa y aumentar el alcance del problema, así que no la coloques dentro del cesto de la ropa sucia hasta que no hayas logrado extraer la grasa.
  • Si la mancha de grasa ya está dura y seca, remójala unos minutos en agua hirviendo para ablandarla y facilitar su extracción.
  • Es importante siempre usar protección a la hora de trabajar con aceite o grasa. Un delantal de cocina puede ser suficiente, pero también puedes usar ropa vieja o que no te importe manchar.
  • Usar detergente para manos de mecánicos siempre es un buen último recurso casero, sólo aplícalo en lugar de detergente para vajillas, con el mismo procedimiento.
  • En el mercado hay muchísimos detergentes domésticos hechos especialmente para las manchas de grasa o aceite, búscalos en tu supermercado si no quieres usar o no tienes detergente para vajillas.
  • Si todos los procedimientos arriba mencionados no funcionan, ya sea porque la grasa ha estado mucho tiempo en la prenda o es una grasa especialmente resistente, lo mejor es llevar la prenda con un especialista.