Cómo limpiar la lencería?

por

Las prendas con encaje son especialmente delicadas y no deberás estirarlas ni frotarlas demasiado. Un truco casero: echa un poquito de leche en el lavado en sustitución del suavizante. También tienes que tener especial cuidado con los sujetadores con aros. Intenta no meterlos en la lavadora porque pueden deformarse, romperse y hasta romper el tambor de lavado.


  • Paso 1 Separa la ropa blanca de la de color: Mira las etiquetas de lavado para separar la que permita un lavado a máquina de la que no. Busca un detergente especial para cada caso. En el lavado a mano también puedes utilizar un poquito de champú de bebé, porque es más delicado.
  • Paso 2 LAVADO A MANO: Deja las prendas en remojo unos diez minutos: Llena el lavabo de agua fría y echa un chorro de champú. Mete dentro las prendas y déjalas en remojo durante 10 minutos como mucho. Asegúrate que están bien empapadas.
  • Paso 3 LAVADO A MANO: Frota las manchas. Una vez pasados los 10 minutos, frota con un jabón neutro aquellas zonas que requieran más atención. Ten cuidado mucho cuidado con los encajes o las cintas o los adornos porque son muy delicados.
  • Paso 4 LAVADO A MANO: Aclara con agua fría. Después, aclara las prendas con agua fría. Puedes echar un chorrito de vinagre en el agua para enjuagar, el vinagre suele ser bueno para el cuidado de la ropa delicada.
  • Paso 5 A MAQUINA: Siempre con agua fría. En caso de que prefieras lavarlas en la lavadora, hazlo en un programa para prendas delicadas y siempre agua fría. Evita mezclarla con otras prendas que tengan cremalleras, velcros y botones. Puedes conseguir alguna malla para que no roce ningún elemento que pueda estropearla.
  • Paso 6 Sécala a la sombra. Una vez lavada, procura secarla a la sombra y con cuidado de no rasgarla con las pinzas. Evita ponerla cerca de los radiadores o en la secadora porque el calor extremo podría estropearla.

Obtén más información con el siguiente video: