Cómo limpiar un telescopio?

por

En este artículo se describe cómo efectuar exitosamente un mantenimiento simple en su casa. Si el telescopio (o los binoculares) estan muy sucios.

«Las ópticas» consisten de espejos, lentes, prismas, u oculares utilizados para formar la imagen. Todos estos son componentes de precisión que deben ser cuidados con esmero. Protegiendo las ópticas de la suciedad transmitida por aire, hará una gran diferencia en su vida útil. Utilice tapas  para los lentes del telescopio, y coloque los oculares en sus cajas de almacenamiento cuando no están en uso.

Aquí mencionaremos lo que su equipo de limpieza debe contener:

  • Unos pocos litros de agua des-ionizada y un pequeño frasco contenedor de spray.
  • Alcohol isopropílico o alcoholes etílicos de grado medicinal. Los alcohole etílicos ordinarios de algún supermercado dejará residuos al secarse.
  • Mucho algodón estéril (disponible en farmacias).
  • Detergente para lavaplatos libre de lanolina y detergente. Cualquier detergente especificado como «suave para mas manos» o «suaviza su piel mientras lava» con toda probabilidad contiene lanolina. Lanolina es muy perjudicial para las superficies ópticas.
  • Un cepillo con soplador o cepillo para lentes (disponibles en los negocios de cámaras fotográficas)  para la remoción de polvo.
  • Una pileta de cocina muy limpia, con drenaje.

Pueden necesitarse también algunos destornilladores, pinzas, etc, para desarmes menores.

Jamás debe usar limpiadores de espejos o ventanas domiciliarias para las ópticas del telescopio. Estos productos muchas veces contienen amoníaco y/o hidróxido de sodio que son la muerte para espejos astronómicos y revestimientos de lentes. De modo similar,  las toallas y tejidos de papel deben mantenerse lejos de las ópticas, ya que la mayoría de estos producen rayaduras.

Ud. tendrá que limpiar la superficie externa del ocular – el cristal más cercano a sus ojos. Este es la superficie que con más probabilidad llega a ensuciarse o mancharse durante el uso normal. Jamás deberá desarmar el ocular a menos que Ud. sepa exactamente lo que está haciendo. Las superficies internas jamás necesitan ser limpiadas, a menos que la humedad o algún líquido hayan traspasado las lentes externas. En caso de ser así, haga que la limpieza la haga un especialista.

Para limpiar la superficie externa de un ocular:

  • Elimine el posible polvo acumulado mediante el cepillo con soplador.

Removedor de manchas:

  • Mezcle el alcohol isopropílico con la misma cantidad de agua destilada para obtener aproximadamente medio vaso de «removedor de manchas». En caso de usarse el alcohol etílico, mezcle 1 volumen de alcohol con 2 volúmenes de agua destilada.
  • Empape un pedazo de algodón en la mezcla así preparada, y unte (sin enjuagar o fregar) la superficie de los lentes con ese algodón mojado. Si la bola de algodón llegue a verse manchada, elimínela y haga una nueva bola.
  • Una vez que la superficie de las lentes parezca limpia, pulverice la superficie con agua destilada para remover el alcohol.
  • Coloque el ocular aparte para que se seque en forma natural.

Tanto los refractores como el Schmidt-Cassegrains se ensucian en sus extremos superiores (para su limpieza Maksutov = Schmidt-Cassegrain). Las lentes de objetivo del refractor (las grandes, en la parte superior del tubo) y la placa correctora del Schmidt-Cassegrain (la cobertura que se parece a una ventana en el extremo superior) pueden ser limpiadas de la siguiente manera:

  • De ser posible, coloque el telescopio sobre un banco de escurrimiento de forma que la placa correctora (o las lentes del objetivo) estén en posición vertical, mirando hacia la pileta de enjuague. Alternativamente, gire el telescopio sobre su montura para que apunte ligeramente hacia abajo.
  • Cubra cualquier elemento electrónico de manera que no puedan llegar a mojarse.
  • Sopletee cualquier polvo mediante el cepillo con soplador. Para el caso de refractores, hay que sopletear todo polvo dentro del corto «tubo de extensión» en frente del objetivo.
  • Pulverice (spray) la placa del corrector (o el objetivo) con agua destilada  para eliminar cualquier polvo que hubiese quedado y permita que se seque.
  • En caso de observarse impresiones de dedos u otras manchas, mezcle aproximadamente 1 vaso de «removedor de manchas». Para poder ver cualquier manchas sobre el objetivo del refractor, alumbre con una linterna el interior del tubo desde el extremo del ocular.
  • Moje una nueva bola de algodón en la mezcla, y unte (sin ejuagar o fregar) la mancha con la bola de algodón. Si la bola se ve sucia, cámbiela por una nueva.
  • Cuando la placa del corrector (u objetivo) llegan a aparentar limpios, pulverice (spray) la superficie con agua destilada para eliminar los restos del alcohol.
  • Deje que la placa del corrector (o del objetivo) en posición vertical para que se sequen.
  • Para Schmidt-Cassegrain; si cualquier líquido haya entrado dentro de la placa correctora, saque la cubierta frontal del telescopio, y deje que se seque n forma natural.  JAMAS deberá quitarla placa del corrector – o el espejo primario – si no sabe con absoluta precisión lo qué está haciendo. Los componentes ópticos del telescopio comercial Schmidt-Cassegrains están armados y ensayados en fábrica con una relación especial entre estos elementos. De forma similar, si algún líquido hubiese entrado dentro de las lentes del objetivo del refractor, permita que el secado se produzca en forma natural.
  • Si la manchas internas sobre la placa del corrector o sobre las lentes del objetivo son evidentes, entonces la óptica del telescopio deberá ser limpiada por un especialista o devuelta al fabricante para su limpieza.

Cómo limpiar los espejos de un reflector:

  • Deberá quitarse del telescopio el espejo primario (el grande, en el fondo del tubo). La mayoría de reflectores usan la celda espejo, ubicada en el extremo del tubo, para soportar el espejo primario. Toda buena celda espejo posee un gran tornillo (o bulones) en el lado trasero, para así ajustar la inclinación del primario (colimación). UD. no necesitará moverlos – en cambio sí deberá mirar los tornillos o bulones en el costado o bordes de la celda espejo. En general:
  • Los reflectores menores de 150 mm de apertura usan tres tornillos (o bulones) através de los lados del tubo hasta la celda espejo.
  • Los reflectores de más de 250 mm de abertura, con tubos cilíndricos, usan seis o más bulones a través de los lados del tubo hasta la celda espejo.
  • La celda espejo en muchos reflectores de tubo cuadrado (por ej. algunos Dobsonianos) está montada en el panel que cierra el extremo de fondo del tubo. Retire este panel.
  • De ser posible, el telescopio debe dejarse apuntando hacia arriba en el momento de retirarse la celda espejo.
  • Es aconsejable retirar el espejo primario de su celda antes de comenzar el lavado, para prevenir la entra de líquido en el armado de la celda. Sin embargo, Ud. puede empezar la limpieza antes de retirar el espejo. Coloque la celda (con el espejo) sobre una superficie limpia (como, por ejemplo, la superficie de escurrimiento de la pileta de la cocina), con el espejo mirando hacia arriba. Luego use el cepillo con soplador para eliminar cualquier polvo suelto.
  • Ud. verá algunos dispositivos de sujeción alrededor del borde  de la superficie superior del espejo. Típicamente, éstos consisten de pequeñas placas acolchadas de metal que están mantenidas en el lugar mediante tornillos que las sujetan a la celda espejo. Algunas celdas espejos pueden utilizar un anillo acolchado, o «dedos» con resortes de acero. Quite del espejo estos elementos, con el necesario cuidado. Allí será de mucha utilidad un destornillador magnético.
  • Algunos grandes espejos Dobsonianos están sujetados por medio de una eslinga o faja que cuelga entre dos fuertes soportes sobre el costado de la celda espejo..La eslinga soporta el peso del espejo cuando el telescopio está apuntado bajo en el cielo. Asegúrese de reponer el espejo y la celda derecho hacia arriba al terminar el trabajo.
  • En este punto Ud. podrá sacar el espejo primario de la celda espejo. Los espejos pequeños pueden descansar directamente sobre una superficie acolchada de la celda. Los espejos más grandes están soportados debajo de un arreglo de placas metálicas en equilibrio  – tenga mucho cuidado de no deshacer los mismos dado que su posicionamiento es importante para el rendimiento óptico de su espejo.
  • Coloque el espejo (mirando hacia arriba) dentro de la pileta de la cocina, luego llene la pileta con agua cálida (NO MUY CALIENTE) con el agua aproximadamente 10 mm sobre el espejo. Dejar el agua que corra sobre la superficie del espejo ayudara a despegar la suciedad (polvo).
  • Agregue 2 a 3 gotas del jabon neutro que no contenga lanolina ni detergente.
  • Revuelva (no refregar) suavemente una pelota de algodón fresco sobre el espejo. Si la pelota llegue a aparentar sucia, descártela y ponga una nueva. Repita este proceso hasta que el espejo quede limpio. Si el espejo está realmente sucio, puede ser necesario volver a llenar la pileta y continuar con el procedimiento. Luego vacíe la pileta.
  • En caso de haber impresiones de dedos o otras manchas, mezcle aprox. una copa de «removedor de manchas» y empape una bola de algodón en esta mezcla para untar (no enjuagar ni refregar) la mancha con la bola de algodón. Si se ensucia, descártela y cambie por una nueva.
  • Los espejos que se utilizar en proximidades del mar, o cerca de fuentes de polución fabril, se opacarán con el paso del tiempo. El opacado – típicamente una pátina de color marrón-amarillo – NO PODRÁ quitarse mediante este procedimiento de limpieza. En casos extremos, el espejo deberá ser re-aluminizado. Esta es una tarea para especialistas.
  • Enjuage el espejo con agua cálida y luego pulverice (spray) con agua destilada.
  • Coloque el espejo sobe su borde y permita que se seque en forma natural. Coloque algunas toallas dobladas  u otro tipo de acolchado en su alrededor, para prevenir el caso de su eventual caída.
  • Vuelva a colocar en espejo en su celda, coloque los sujetadores, luego coloque la celda espejo en el telescopio.
  • El espejo secundario (el pequeño en la parte superior del tubo)está por lo general pegado sobre un sostenedor de forma cilíndrica, el que por lo general está adherido a la araña  (spìder) mediante un bulón central. La araña (spider) es otro cilindro sostenido en el centro del tubo por la estructura de soporte. Otros 3 ó 4 bulones alrededor del borde de la araña se usan para ajustar la inclinación del espejo secundario.
  • Para retirar el espejo secundario, desenrosque el bulón central hasta que el soporte del espejo quede libre. ¡Cuidado de que no se le caiga dentro del tubo!
  • El espejo secundario puede ser limpiado usando el mismo procedimiento antes descrito. Tenga cuidado de que el líquido no pase entre el espejo y su soporte, y asegúrese que TODO esté seco antes de volver a colocar el soporte del espejo sobre la araña (spider).
  • Su óptica ahora debiera estar limpia, pero ahora tendrá que realinearla.

Obtén más información con el siguiente video: