¿Cómo limpiar y energizar cuarzos y piedras?

Como limpiar, energizar y recargar cuarzos y piedras
Varios tipos de cristales tallados.

La limpieza de las piedras y los cristales es sencilla y puede realizarse de distintas maneras:

  • Situando las piedras bajo un chorro de agua corriente (si es una fuente natural, mejor) mientras visualizas cómo la negatividad abandona la piedra.
  • Enterrándolas varios días en sal marina.
  • Llevándolas al mar y envueltas en una red sostenerlas en la rompiente de las olas.

Un dato importante es que con el ámbar, las esmeraldas, el lapislázuli, el ópalo, la malaquita y las turquesas, no debe usarse la sal.

Para cargar y recargar los cuarzos y piedras también existen diversas maneras de hacerlo, dependiendo de la composición de cada uno. Con frecuencia, siempre que sea posible, hay que exponer los cuarzos directamente a la luz del sol. La amatista y el cuarzo rosa se pueden poner al sol también, pero durante poco tiempo, ya que van perdiendo su color. A las turmalinas es conveniente guardarlas en sitios oscuros y resguardados.

Ejemplares de Cuarzo blanco en bruto
Ejemplares de Cuarzo blanco en bruto

El cuarzo blanco, la selenita, la amatista, la esmeralda y la piedra de Luna, son piedras de carácter lunar, y se verán beneficiadas si en período creciente y en luna llena se las expone a la luz de la luna.

El entorno de las piedras hay que mantenerlo lo más limpio que se pueda, con velas, incienso y flores secas, por ejemplo.

Jamás debe desperdiciarse una piedra o un cristal, ni siquiera cuando se rompen o pierden su poder curativo a causa de un exceso de trabajo.

Lo que se debe hacer es enterrarlas en nuestro jardín o en alguna maceta, ya que no solo ayudarán a las plantas, sino que con el tiempo, pueden ir recuperando su fuerza. También se las puede tirar al mar, sobre todo si hay acantilados, ya que se purificarán, se renovarán y el mar las pulirá.

Hermosos ejemplares de Cuarzo negro tallado
Hermosos ejemplares de Cuarzo negro tallado

Métodos para limpiar un cristal o cuarzo:

  • Puedes colocarlo en agua de mar o en una solución de agua con sal marina durante 24 horas, luego enjuágalo y ponlo al sol por un mínimo de 6 horas.
  • También puedes enterrarlo en barro o en tierra común de 5 a 7 días completos.
  • Otra manera es ponerlo bajo un chorro de agua fría, sosteniéndolo con tus dos manos y visualizando el baño de luz que le estas dando.
  • Finalmente, puedes sostener tu cuarzo o cristal con ambas manos, retener tu respiración por unos segundos y exhalar rápidamente sobre él, tratando de visualizar y sintiendo la limpieza que estás llevando a cabo.

Ten en cuenta, que si alguien llegara a tocar tu cristal o cuarzo, dejará su propio campo energético en él, y si, por ejemplo, la persona está deprimida, asustada, furiosa, o de mal humor, dejará esa impresión en tu cristal o cuarzo. Pero no te preocupes, puedes volverlo a limpiar con los métodos anteriores.

Obtén más información con el siguiente video: