Cómo limpiar cristales de gemoterapia?

por

Cuando trabajamos en gemoterapia los cristales que utilizamos comienzan a volverse sensibles a las energías de las personas que los usan (sobre todo si es más de una persona) y muchas veces esto produce que se desgasten a medida que pasa el tiempo, por esto mismo es que los cristales precisan algunos cuidados, como la limpieza y recarga diarias.

Cada uno de los minerales posen una ficha donde se explica los mejores métodos de cuidado y limpieza ya que al hacerlo debemos tener en cuenta algunas precauciones, como el hecho de que existen minerales con ciertas propiedades fisicoquímicas que no permiten que la limpieza se lleve a cabo mediante el proceso de agua y sal sufriendo consecuencias como el cambio de color si se los expone de manera prolongada a la luz del sol.


Ahora bien, pasaremos a enumerar distintas formas de limpiar los cristales:

CRISTALES PROPIOS

¿Qué necesitarás?
– Luz solar

¿Cómo procederás?
A la hora de recargar cristales minerales de uso propio es recomendable que lo hagamos de la siguiente manera:
1) Tomamos el cristal en la mano derecha
2) Buscaremos un rayo de luz que entre por el chakra de la corona (por la parte superior de la cabeza)
3) Inundaremos de luz el cristal
Con esta técnica los cristales absorberán nuestra energía personal y aumentarán todas sus propiedades.

AGUA

¿Qué necesitarás?
– Agua
– Luz solar

¿Cómo procederás?
Colocar el cristal debajo de una canilla de agua por algunos minutos, si podemos sumergirlos en un lago, mar, arroyo o río obtendremos mejores resultados. Así limpiaremos las energías negativas.
Para secarlo, lo más conveniente es hacerlo a la luz del sol para que se recargue.
Advertencia: aunque la mayoría de los cristales minerales son insolubles hay que recordar que existen algunos cristales minerales como la Halita o Selenita que son solubles, por lo que no pueden ser limpiados por inmersión en agua.

SAL

¿Qué necesitarás?
Sal (Hacé Click Aquí y obtené toda la información de tus materiales)
– Recipiente

¿Cómo procederás?
La sal posee la característica de captar los residuos de negatividad que puedan haber quedado en los cristales. Para lleva a cabo esta técnica deberemos colocar el cristal en un recipiente con sal durante varios días, debiendo quedar el cristal envuelto en ella. Una vez que realizamos este procedimiento deberemos retirarlo, lavarlo y dejarlo secar a la luz del sol.

AGUA y SAL

¿Qué necesitarás?
– Agua
Sal (Hacé Click Aquí y obtené toda la información de tus materiales)
– Recipiente

¿Cómo procederás?
Todos aquellos cristales que no se pueden rallar con una navaja (en la escala de Mohs con una dureza superior a 6,5) pueden proceder a limpiarse mediante esta técnica. Hay que evitar realizar este procedimiento con minerales de menos dureza dado que pueden sufrir modificaciones por las reacciones químicas.
Se utiliza en caso de que los cristales se encuentren muy descargados o si se usaron en personas con mucho sufrimiento o mal de salud.
Este proceso consiste en limpiarlos sumergiéndolos en agua con sal todo un día y dejándolos secarse al sol luego. los de dureza inferior no es conveniente limpiarlos por este método ya que pueden reaccionar químicamente y sufrir modificaciones.

LUZ DEL SOL.

¿Qué necesitarás?
– Cerámica
– Luz solar

¿Cómo procederás?
La luz solar es excelente para limpiar y recargar los cristales. Antes de utilizar esta técnica hay que considerar el hecho de que algunos minerales combinados con el sol pueden producir efecto lupa por lo que es prudencial colocarlos sobre alguna superficie cerámica capaz de soportar el calentamiento del cristal.
Para dejarlos cargando los pondremos en esta superficie cerámica y los expondremos durante algunas horas a la luz solar.
También hay que tener en cuenta que algunos de los cristales pueden presentar alteraciones de color si se encuentran expuestos a la luz del sol durante un periodo muy prolongado. En este caso, deberemos colocarlos en sitios donde reciban buenas dosis de luz pero de forma indirecta.

Obtén más información en el siguiente video: