Cómo limpiar una flauta traversa?

por

La cabeza

Forma de montarla.

Coge el “cuerpo” de la flauta colocando la palma de una mano por encima del “racor”, envolviendo el “pilar” de la “llave de trinos”. Con la otra mano, agarra la “cabeza” por la zona próxima a la “espiga”. Introdúcela en el “cuerpo” combinando un movimiento continuo a izquierda y derecha.


Limpieza del interior:

Seca el interior siempre que dejes de tocar. Utiliza la varilla que viene con el instrumento envuelta con una gamuza limpia de algodón, seda o una gasa. Para flautas de plata, puedes utilizar bayetas específicas para éste material. Los bastoncillos de los oídos o hisópos humedecidos con agua son ideales para la limpieza del “cuello”, principalmente en las flautas de madera.

Limpieza del exterior:

Envuelve la “cabeza” en una gamuza como las utilizadas para la limpieza del interior y frota suavemente con los dedos por toda la superficie. Para acceder debajo del “plato”, circunda la gamuza en un bastoncillo de los oídos o un palillo, NUNCA UTILICES OBJETOS METÁLICOS. Para evitar rayones y desgastes mantén la “espiga” y el interior del “racor” muy limpios.

El cuerpo

Engrase del mecanismo:

Es primordial engrasar los ejes y tornillos una o dos veces al año, dependiendo del uso y lugar donde vivas -en zonas con mucha humedad ambiental es preferible hacerlo dos veces al año-, tanto para el buen funcionamiento de las llaves como para que no se deterioren los ejes y tornillos. La forma más sencilla para hacerlo es utilizar una aceitera con cabeza dosificadora. También se puede aplicar con la ayuda de un alfiler. Echa una pequeña gota en las terminaciones y divisiones de los ejes y rodillos. Después del engrase, mueve todas las llaves y limpia el exceso utilizando un bastoncillo para limpiar los oídos o similar.

Limpieza:

Cada vez que dejes de tocar, frota suavemente con una gamuza, como las descritas para la “cabeza”, las llaves y el interior y exterior del cuerpo. Para acceder entre las llaves, utiliza una brocha de afeitar o de maquillaje. Pon especial atención en las zonas de la “espiga” y el interior del “racor”.

Forma de montarla:

Lo más importante al coger la “pata” para colocarla en el “cuerpo” es no presionar con la mano sobre las “espátulas” ni los “rodillos”. Coloca el dedo pulgar de la mano derecha sobre el “Plato” del Do# grave, envolviendo suavemente con la palma el eje de las llaves. Con la otra mano, coge el “cuerpo” colocando los dedos sobre los “platos”, de tal manera que no fuerces ni la “palanca de Sol#” ni la “Palanca de trinos” del Sib. El dedo pulgar puedes colocarlo bien sobre el “plato” del Sol# o el de Si/Sib. Introduce la “pata” haciendo un movimiento rotatorio sincronizado.

LAS ZAPATILLAS

Secado de las Zapatillas:

Utiliza papel de hacer permanentes (peluquería) o de fumar, cortando previamente la banda gomosa. Introduce el papel entre la “llave” y la “chimenea”; cierra la Llave y vuélvela a abrir para sacar el papel sin arrastrarlo por la “zapatilla”.

Zapatillas que se pegan:

El procedimiento que se describe a continuación debe realizarse antes de tocar, cuando el instrumento está seco. Extiende Polvos de Talco en un papel del tipo que se describe en el “Secado de las Zapatillas” por las dos caras. Introduce el papel entre la “Zapatilla” y las “chimeneas”. Cierra la llave y extrae el papel arrastrándolo. Comprueba si aún se pega. Si es necesario, repite la operación. Limpia el exceso de polvos de talco con una brocha de afeitar o de maquillar (limpia y seca).

No dejes tu flauta traversa, ni siquiera dentro del estuche, en lugares con temperaturas extremas como cerca de una fuente de calor, directamente bajo los rayos solares o en el maletero del coche. Los contrastes térmicos y de humedad provocaran grietas en la madera y el desajuste de las zapatillas y mecanismo.

Nunca dejes la flauta sobre el sofá, una silla o la cama. Pude suceder que alguien se siente encima y la doble. Es un accidente más común de lo que cabría imaginar. Para prevenir que esto ocurra, utiliza un soporte específico.

El estuche debe ser rígido y adaptarse lo más posible a las formas de la flauta, sin que ésta quede floja ni demasiado apretada. Mantén el tapizado limpio. Los accesorios como las gamuzas para la limpieza, aceite, etc. se deben guardar en departamentos diferentes, como la funda del estuche o en una bolsa aparte.

Una vez al año lleva a revisar las zapatillas, muelles, fieltros, corchos, holguras, etc. a tu luthier de confianza.

Obtén más información con el siguiente video: