Cómo limpiar y cuidar tus mocasines?

por

Limpiar el calzado a veces puede parecer muy difícil, sobretodo aquellos que son de tela o de materiales delicados como la gamuza, ante los cuales nos ponemos en una tarea muy ardua, pues no queremos dañar el material, pero si queremos que luzcan como nuevos.

Muchas personas los adoran y desean aprender a conservar este tipo de zapatos y limpiarlos para poder disfrutar de ellos durante mucho tiempo. Por desgracia, estos zapatos tan especiales también sufren un deterioro muy importante a medida que va pasando el tiempo, por lo que tenemos que seguir procedimientos que se encarguen de restaurar su calidad inicial.

Qué necesitas?

  • Toallitas húmedas
  • Amoníaco
  • Cepillo
  • Agua

Pasos a seguir

Debes tomar en cuenta que una vez que uses este calzado, se deben airear al menos 24 horas, evitando por cualquier razón que les de directamente el sol durante mucho tiempo. De esta forma, el ante respira, se seca, pero no se torna acartonado.

Para guardarlos, debes hacerlo en papel periódico, así evitarás que vayan perdiendo la la forma con el tiempo, además que los proteges del polvo.

En caso de que se te hayan manchado, no debes desesperar, es muy fácil limpiarlos, solo que debes hacerlo con mucho cuidado, usando una toallita húmeda de bebé, o un trapo en agua con una gota de amoníaco y frota el zapato de manera uniforme, cuando logres desaparecer la mancha, déjalo secando en la sombra.

Si tus zapatos se han llenado de polvo, solo debe usar un cepillo, con cerdas suaves que no vayan a deteriorar la cubierta, recuerda que siempre sebe hacer de forma uniforme en una sola dirección, y luego hacía el otro lado.

Para devolverle el brillo a tu zapato, debes exponerlo al vapor del agua, pero sin dejar que se moje, esto hará que el material quede suave y vuelva a su estado como si estuviese recién comprado.