Cómo limpiar el control remoto?

por

El control remoto de nuestros artefactos eléctricos suelen ensuciarse con facilidad,  ya que permanentemente están en contacto con nuestras manos, y aunque tengamos las manos limpias, nuestra piel engrasa el plástico del control.

Además, si estamos comiendo o bebiendo algo, puede que la superficie del control remoto, quede pegajosa y pegoteada en alguna parte.

A continuación, un método muy sencillo de limpiar nuestro control remoto.

Vas a necesitar:

  1. Detergente. (Haz Click aquí y obtén toda la información sobre tus materiales)
  2. Esponja. (Haz Click aquí y obtén toda la información sobre tus materiales)
  3. Agua .
  4. Franella o trapo de algodón limpio. (Haz Click aquí y obtén toda la información sobre tus materiales)
  5. Destornillador Phillips o Paleta Buscapolos (depende del control remoto).

Instrucciones:

El primer paso, es abrir el control remoto con el destornillador Phillips o el Buscapolos.

Cuando abras el control remoto vas a encontrarte con 4 partes: los dos armazones de plástico, el impreso y la membrana de goma que sirve para las pulsaciones de las funciones del control remoto.

Los armazones de plástico y la membrana de goma, lávalos con agua caliente y una esponja embebida en mucho detergente (debido a que los controles remotos suelen acumular grasa, es lo que normalmente los hace fallar).

Limpiar el circuito impreso:

La parte del circuito que debes limpiar es la carilla donde tiene marcados los contactos, que son como caracteres todos iguales.

Pasa la franella o el trapo de algodón una vez en ese área. Vas a notar que el trapo sale ennegrecido. Repite el proceso hasta que quede limpia la placa de circuito impreso.
Luego de todo el proceso, rearmar el control remoto.

Obtén más información con el siguiente video: