Cómo mantener limpia su cámara digital y el objetivo?

por

La dificultad más usual de los fotógrafos digitales es la apariencia de polvo en el sensor de la cámara y esto ocasiona que en las fotos se observan macropartículas de imágenes que no pertenecen a la fotografía, ya que estas partículas de polvo oscuras y dispersas se hacen visibles en las partes con tonos más claros de la imagen capturada.

Hay quienes creen, erradamente, que las partículas de polvo aparecen en las fotos por polvo en el espejo translúcido, el visor electrónico o el objetivo. No obstante, el polvo en el espejo translúcido o en el visor electrónico no tiene ningún efecto en la presentación final de la imagen final obtenida. Normalmente las partículas de polvo en el objetivo son muy pequeñas y se encuentran muy alejadas del punto focal para verse en sus fotos.

¿Qué precauciones deben tomarse para evitar que haya polvo en el sensor o el Espejo Translúcido?

No podemos impedir por completo que entre polvo en la cámara de video, pero compartiremos  algunos consejos para reducir este riesgo que ofrece la compañía SONY en su portal web.

Apaga la cámara antes de cambiar el objetivo. Esto reducirá la carga estática del sensor y disminuirá el riesgo de atraer polvo.

Asegúrate que la parte posterior del objetivo esté limpia y sin polvo antes de montarlo en la cámara. Recurra a una pera de aire para eliminar el polvo y otras partículas que puedan rayar el cristal. También puede utilizar un paño húmedo de microfibra.

No deje la cámara con la montura del objetivo abierta durante mucho tiempo. Cuando retire el objetivo, póngale la tapa a la cámara o cambie el objetivo inmediatamente.

Si es posible cambie el objetivo en un ambiente seco donde no haya mucho polvo o arena. Cuando cambie el objetivo, apunte la montura del objetivo hacia abajo para evitar que caiga polvo a la cámara.

Mantenga la tapa trasera del objetivo y la tapa de la cámara limpias y sin polvo. Cuando monte el objetivo en la cámara, puede acoplar la tapa del objetivo con la tapa de la cámara. Esto evitará que las tapas atraigan polvo o suciedad, sobre todo si se guardan en una funda de cámara.

Mantenga la funda de la cámara limpia. Se sorprenderá de la cantidad de suciedad y polvo que puede acumularse en la funda tras usarla durante algún tiempo. Vacíe su funda por completo y utilice una aspiradora para quitar todo el polvo y la suciedad. Asegúrese de sacar de la funda todos los accesorios pequeños, como tarjetas de memoria, cubierta adicional, etc., antes de usar la aspiradora.

Muchas cámaras hoy en día traen la función de “Limpiar sensor”. Busqué en el menú de opciones de su modelo y aplique esta opción. Lo que hace es hacer vibrar un poco el sensor para que el polvo sea removido por la vibración.

A la hora de almacenar, compre un morral o empaque especial para cámara. Colóquela ahí y mantenga cerrado. Si puede, introduzca la cámara en una bolsa plástica con cierre mágico antes de guardar en el bolso. Asegúrese de haberle quitado las baterías.

Si deseas Aprende cómo limpiar tu objetivo y tu cámara en 1 minuto ingresa al siguiente link: