Cómo limpia el azúcar?

por

Como bien sabrán, el azúcar o sacarosa es un producto que se encuentra presente en la mayoría de los hogares debido a su utilización en infinidad de productos ya sean refrescos, galletas, chocolates, mermeladas y demás.
A lo largo de la historia el uso del azúcar ha ido cambiando. Hace unos siglos se utilizaba únicamente con fines medicinales o bien para “darse un capricho”. Hoy en día su uso tanto en la industria como en el ámbito doméstico, se ha normalizado, convirtiéndose éste y sus derivados en elementos básicos de cualquier dieta equilibrada. De esta forma, en la actualidad el consumo medio de azúcar por persona y año es de 21 Kg., hace 100 años, esta cantidad a duras penas llegaba a los 5 Kg. En cuanto al uso industrial del azúcar, éste también ha aumentado considerablemente pasando del 50% de hace un siglo, a un 70% hoy en día.

La función del azúcar en nuestro organismo es de extremada importancia dado que se encarga de proporcionar la energía necesaria para el funcionamiento de los diferentes órganos y tejidos del organismo (sólo el cerebro es responsable del consumo del 20% de energía procedente de la glucosa) Si la cantidad de azúcar en sangre desciende, el cuerpo comienza a sufrir trastornos como debilidad, temblores, torpeza mental e incluso desmayos (hipoglucemia).

Podemos clasificarlo teniendo en cuenta su origen (de caña de azúcar o remolacha), o su grado de refinación. Normalmente, la refinación se expresa visualmente a través del color (azúcar moreno, azúcar rubio, blanco), que está dado principalmente por el porcentaje de sacarosa que contienen los cristales.

Azúcar morena (también llamado “negro” o “crudo”) se obtiene del jugo de caña de azúcar y no se somete a refinación, sólo cristalizado y centrifugado. Este producto integral, debe su color a una película de melaza que envuelve cada cristal. Normalmente tiene entre 96 y 98 grados de sacarosa. Su contenido de mineral es ligeramente superior al azúcar blanco, pero muy inferior al de la melaza.

Azúcar rubia, es menos oscuro que el azúcar moreno o crudo y con un mayor porcentaje de sacarosa.

Azúcar blanca, con 99,5% de sacarosa. También denominado azúcar sulfitado.

Azúcar refinado o extrablanco es altamente puro, es decir, entre 99,8 y 99,9 % de sacarosa. El azúcar rubio se disuelve, se le aplican reactivos como fosfatos, carbonatos, cal para extraer la mayor cantidad de impurezas, hasta lograr su máxima pureza. En el proceso de refinamiento se desechan algunos de sus nutrientes complementarios, como minerales y vitaminas.

Este producto es muy utilizado a la hora de tratamientos de belleza, por ejemplo en la realización de limpiezas en la piel dado que sus partículas permiten utilizarlo como un exfoliante natural y muy eficiente.

Por esto y mucho más te invito a que veas todas las recetas que puedes llevar a cabo en tu hogar utilizando azúcar!

Mira más sobre las propiedades del azúcar en el siguiente video: