Cómo depilar las partes íntimas con cera?

La depilación de las zonas íntimas es un hábito de belleza que se ha hecho costumbre entre un gran número de mujeres, especialmente cuando desean lucir un bikini o ropa íntima.

Existen un gran número de centros de estética donde pueden realizar este procedimiento de forma rápida, perfecta y sin dolor, pero hay muchas mujer que por pudor, o simplemente por no contar con los recursos económicos para cubrir los costos, prefieren practicarlo ellas mismas en la comodidad de su casa.

Son variados los procedimientos utilizados para el depilado de la zona íntima; el realizado con cera a pesar de ser doloroso, es uno de los que brinda mejores resultados, por ser más completo además de tener resultados mucho más duraderos (por varias semanas.)

Depilación con cera

Esta vez te daremos con detalle el procedimiento a seguir para practicarte en casa la depilación íntima con cera, utilizando productos bien sean comerciales o  de fabricación casera.

Lo primero que debes hacer es recortar los vellos de la zona púbica; esto puedes hacerlo con una tijera, teniendo el cuidado de no dejarlos muy cortos a fin de que la cera pueda actuar.

Coloca un producto predepilatorio para humectar la piel, seguidamente aplica la cera siempre en sentido contrario a los vellos.

El retiro de la cera debe hacerse manteniendo la piel estirada y comenzando por un espacio que esté libre de vellos. Solo da un tirón rápido en sentido contrario al  crecimiento de los vellos. Posteriormente, retira con una pinza aquellos que  hayan quedado

Utilizando un removedor de cera, limpia cualquier residuo.

Para finalizar, suaviza tu piel aplicando un gel de aloe vera.

Es conveniente cuidar la zona después de realizar el procedimiento de depilación ya que podrías sufrir de vellos encarnados. Pasados dos días de la depilación, puedes aplicar algún exfoliante para evitarlos.

Es recomendable  que antes de practicar la depilación con cera en las zonas  íntimas,  lo hagas en otras partes del cuerpo como brazos y piernas a fin de aprender a hacerla  de manera correcta, ya que este procedimiento además de no ser  nada  fácil  es  bastante doloroso.

Consejos

  • Si notas algún tipo de irritación o escozor, suspende el depilado inmediatamente y lava la zona afectada con abundante agua.
  • Debes tener mucho cuidado de no ocasionarte quemaduras, pues la cera caliente es un material de cuidado.
  • Busca consejo de una profesional si no te sientes segura de cómo realizar la depilación.