Cómo eliminar el mal de ojo?

por

Para quienes creen en el Mal de Ojo, este surge a consecuencia de la envidia o una gran admiración por una persona en específico, la cual llega sin querer a generar una energía maléfica que daña a la persona de manera consciente o inconsciente a través de la mirada o del pensamiento.

Las personas que están bajo el efecto de un mal de ojo sienten cansancio, adormecimiento o pesadez. Físicamente comienzan a desarrollar infecciones oculares severas. Anímicamente sienten una profunda tristeza y enorme ganas de llorar. Según las creencias populares esta situación llevada al extremo puede causar la muerte de la persona ojeada.

Antiguamente los que conocían los secretos de cómo quitar el mal de ojo eran los curanderos. En la actualidad se han dado a conocer objetos y oraciones que puedes utilizarlos para proteger a toda tu familia e incluso a tu hogar de cualquier daño. Te invitamos a conocer cada uno de ellos para cambiar la energía existente en tu casa.

A continuación los rituales más utilizados para quitar el mal de ojo:

Ritual con sal y ruda

Con este ritual podrás sacar la mala energía que puede acumularse en nuestro hogar cuando llegamos todos los días un poco estresados. Comienza colocando tres pizcas de sal en cada rincón de la casa y luego prepara una sahumerio con ruda.

Los sahumerios consiste en encender algunos trocitos de carbón y colocar encima de ellos la hierba fresca. Esto generará un humo que tienes que esparcir por toda la casa. Coloca también un ramito de ruda fresca en la entrada de la casa.

Ritual con vela y oración

Las oraciones son muy efectivas para eliminar del hogar toda energía maligna. Este ritual consiste en encender una vela blanca y rezar, repitiendo la siguiente oración tres veces:

“Dios todopoderosos, creador del cielo y la tierra, padre de Jesucristo, libérame de toda energía negativa y devuélveme la paz. Amén”

Ritual con agua de lluvia y carbón

El agua de lluvia tiene el efecto de limpiar de impurezas nuestro hogar. Para ello tienes que guardar agua de lluvia en un vaso y agregarle trocitos de carbón vegetal.

Coloca el vaso detrás de la puerta hasta que el carbón se disuelva. Luego tira el contenido, lava el vaso y guárdalo para realizar el ritual en otra oportunidad. Ten la precaución de no utilizarlo para tomar.