Cómo limpiar el terrario de tu serpiente?

por

Las serpientes y demás reptiles son mascotas exóticas que cada vez tienen mayor popularidad en los hogares. Sin embargo, no cualquiera puede tener a un reptil como mascota: son unos animales que requieren de mucho cuidado y atención. Parte de ese cuidado está en su terrario, en dónde ponerlo, cómo mantenerlo en un estado óptimo y cómo limpiarlo para asegurar el bienestar de tu mascota.

Muchas veces, una correcta sanidad del terrario es pasada por alto a la hora de cuidar el higiene personal y la salud de tu mascota. Es necesario limpiar efectivamente el terrario de tu serpiente para eliminar o reducir los agentes patológicos ambientales que son comunes en los reptiles. Inclusive, algunos de estos organismos podrían ser transmitidos a un humano, porque son zoonóticos. Y si tienes a más de un reptil en distintos terrarios, también es importante saber cómo desinfectar cada locación por separado y desinfectar después tus manos para evitar el contagio cruzado de alguna enfermedad entre tus mascotas.

Para garantizar el mayor beneficio posible a tu mascota y para evitar malos olores en tu casa, aquí te enseñamos cómo limpiar el terrario de tu serpiente.

¿Qué necesitas?:

  • Un lugar seguro donde puedas dejar a tu mascota mientras le limpies el terrario.
  • Una pala que utilices solo para ese terrario.
  • Agua tibia.
  • Jabón sin aroma.
  • Un desinfectante: puede ser una solución de cloro, lejía o amoníaco (100 ml de la sustancia disueltos en 5 litros de agua) o también un desinfectante especial para terrarios que vendan en una tienda de mascotas.
  • Un trapo o esponja que utilices solo para ese terrario.
  • Una toalla o trapo que utilices solo para ese terrario.
  • Sustrato nuevo, que esté fresco.

Pasos a seguir:

Extrae a tu serpiente de su terrario y ubícala en un lugar seguro donde pueda permanecer mientras limpias su hogar.

Limpia los restos de comida, saliva, materia fecal y todos los desechos en general. Bota también la capa de sustrato que tengas en la base de tu terrario. Puedes utilizar una pala para ayudarte.

Usa agua tibia y muy poco jabón sin aroma para terminar de limpiar, aclarar y arrastrar todos los desperdicios superficiales y manchas que puedan permanecer.

Enjuaga bien el terrario con agua tibia. Asegúrate de que no quede ningún material orgánico, pues de lo contrario se inactivaría el desinfectante que utilizarás a continuación.

Una vez que todo esté limpio, aplica un poco de desinfectante a tu terrario. Los más usados son la lejía, el amoníaco y el cloro, aunque es importante que no los mezcles. Si vas a utilizar algunos de ellos, disuelve 100 ml en 5 litros de agua. Otra opción podría ser un desinfectante que vendan en la tienda de mascotas, diseñado especialmente para terrarios de reptiles.

Humedece un trapo o una esponja con el desinfectante y restriega toda la superficie de tu terrario, asegurándote de no dejar ni un segmento sin empapar.

Deja que el desinfectante actúe  durante unos 15 o 20 minutos.

Una vez que transcurra el tiempo, enjuaga muy bien el terrario, utilizando abundante agua.

Seca el terrario con una toalla o un trapo que utilices especialmente para tu mascota. También la puedes dejar secar, pero esto tardaría más tiempo.

Una vez que el terrario esté bien seco, coloca una capa nueva de sustrato. No repongas el anterior, porque si lo haces, perderías todo el trabajo de la limpieza.

Vuelve a guardar todos los objetos, accesorios y equipos en el terrario de tu mascota. Es recomendable limpiarlos también. Los puedes sumergir en agua jabonosa y después en un pote con el mismo desinfectante que utilices para el terrario. Una vez que estén desinfectados, los enjuagas con agua de manera abundante. Para finalizar, los secas bien y los devuelves al terrario de tu mascota.

Devuelve a tu serpiente a su terrario.

Al final, asegúrate de desinfectar y lavar todos los materiales de limpieza que hayas utilizado. De esta forma, estarán preparados para la próxima vez que necesites usarlos.

Consejos:

  • Cuando empieces a desinfectar el terrario, te debes asegurar de que no quede ningún resto de materiales orgánicos, pues esto podría inactivar el desinfectante.
  • Utiliza los desinfectantes como el cloro y el amoníaco con mucho cuidado porque podrían resultarle tóxicos a tu mascota y te podrían irritar la piel.
  • Si tu terrario es de madera, no sería conveniente utilizar lejía o amoníaco. En tal caso, consulta en una tienda de mascotas qué producto te recomendarían utilizar para mantener a tu terrario en buen estado y no hacerle daño a tu mascota.
  • Si tu terrario tiene una alfombra, sustitúyela por otra que esté limpia, porque eso asegurará que tengas chance de lavarla y desinfectarla bien. Después, cuando toque lavar la otra, las intercambias.
  • Si tienes varias mascotas en diferentes terrarios o jaulas, no utilices los mismos trapos, toallas o esponjas para todas. Esto podría causar una contaminación cruzada, es decir, que lleves gérmenes de un lugar a otro, y ello podría resultar perjudicial para tus mascotas.
  • Nunca mezcles dos sustancias químicas diferentes, pues algunas de estas combinaciones resultan en emanaciones que podrían ser tóxicas para ti y para tu mascota.
  • Muchos limpiadores de vidrio contienen amoníaco en su composición, por lo cual es recomendable no utilizarlos para evitar mezclar sustancias químicas. Puedes limpiar los vidrios de tu terrario con una solución que contenga 5 litros de agua, 250 ml de alcohol medicinal, un cuarto de taza de vinagre y unas pocas gotas de jabón líquido.
  • Es recomendable que consultes con tu veterinario la frecuencia con la cual deberías limpiar el terrario de tu mascota, porque eso dependerá de qué tipo de serpiente sea.