Cómo limpiar la jaula de tu conejillo de indias a profundidad?

por

Los conejillos de indias o caboayos son animales extremadamente delicados, cuyo cuidado debemos extremar.  Además de la limpieza diaria de su habitat, es necesario realizar una limpieza más a fondo para asegurar que el hogar de tu mascota esté en condiciones óptimas.

La limpieza diaria ayudará a mantener la jaula en buen estado, pero sin la limpieza a fondo semanal, los malos olores proliferarán y tu mascota podría dejar de sentirse cómoda en su espacio designado. Si tienes a más de un cobayo en una misma jaula, incluso podrás necesitar limpiar la jaula a fondo con mayor frecuencia, de repente unas dos o tres veces a la semana.

¿Qué necesitas?:

  • Agua caliente (pero que no te queme).
  • Jabón de lavaplatos (que no tenga un aroma demasiado fuerte).
  • Comida y agua fresca para tu mascota.
  • Un cepillo o paleta que utilices solo para limpiar los deshechos de tu cobayo.
  • Un recipiente de basura.
  • Una mezcla que sea tres partes de agua tibia y una parte de vinagre o un detergente suave para limpiar la jaula.
  • Agua tibia.
  • Toallas de papel, servilletas o una toalla que uses exclusivamente para tu cobayo.
  • Papel periódico.
  • Material para la cama de tu cobayo.

Pasos a seguir:

Saca a tu cobayo de su jaula. Asegúrate de sostenerlo por el pecho con firmeza pero no con tanta fuerza como para hacerle daño.

Saca todo lo que esté dentro de la jaula de tu cobayo: esto incluye su escondite, sus juguetes, sus recipientes de agua y de comida, el material de su cama, los periódicos que están en la base y cualquier otro objeto que esté allí.

Vacía los recipientes de agua y comida.

Lava los recipientes de agua y comida con agua caliente y un poco de jabón de lavar platos. Los puedes dejar a remojo en el agua caliente por un par de minutos.

Cambia el agua y la comida de tu cobayo. Si el comedero está húmedo, límpialo y rellénalo con comida que esté fresca.

Si puedes lavar el escondite de tu cobayo, también es recomendable hacerlo. Ellos pueden pasar largos períodos de tiempo allí metidos y es importante mantenerlo limpio.

Agarra la jaula y barre todos los desechos con un cepillo que uses especialmente para eso. Asegúrate de tener un recipiente de basura cerca, donde te puedas deshacer cómodamente de toda la suciedad.

Limpia la jaula con cuidado utilizando una mezcla que sea tres partes de agua tibia y una parte de vinagre o un detergente suave.

Enjuaga la jaula con agua tibia.

Seca la jaula con toallas de papel, servilletas o una toalla que uses exclusivamente para tu cobayo.

Una vez que esté totalmente seca la jaula, coloca en el fondo una capa de papel periódico y encima pon el material para la cama.

Vuelve a armar la jaula de tu mascota: ponle sus juguetes, escondite, agua y comida y todo lo demás.

Coloca a tu cobayo en su jaula nuevamente.