Como limpiar tu corazón de un amor no correspondido?

por

Piensas que es imposible, sacarte de la cabeza, a esa persona en la que piensas durante todo el día. Sin embargo, en la vida real a diferencia de las películas románticas, a veces el amor más puro, no es capaz de derribar todos los obstáculos que aparecen en nuestro transcurrir diario, con el único fin de que prevalezca el verdadero amor.

Por eso te compartiremos algunos tips para que puedas rehacer tu vida sentimental o romántico, sin sufrir demasiado o quedes solo en el olvido, esperando un amor que nunca volverá a ti.

Amor no correspondido

No veas el amor no correspondido como algo que no funciona en ti, no tiene nada que ver con tu personalidad e intereses. Existen diferentes tipos de amores no correspondidos ya sea por razones sociales, distancia geográfica e incluso la diferencia de edad, además, hay amores por los que no merece la pena luchar porque ni siquiera existe reciprocidad. En estos casos aferrarse a una ilusión de alguna persona que idealizamos o creamos a nuestra manera, porque no hemos ni convivido ella, significa hacernos daño, es allí donde olvidar equivale a dejar atrás un sueño, dado que en los amores imposibles la decepción nunca va a llegar.

Es importante recordar que el amor es cosa de dos y no podemos exigir al otro que nos quiera, por esta razón no podemos enamoramos de una persona que no puede o no quiere correspondernos, ya que está relación a la larga nos hace sentirnos frustrados o mal con nosotros mismo como individuos.

¿Por qué te empeñas en un amor imposible?

Los amores imposibles son típicos de la etapa adolescente, el estudiante que se enamora del profesor es un ejemplo clásico. No obstante, existen personas que no se sienten preparadas para enfrentar la responsabilidad de mantener una relación de pareja real y estable  y se castiga con relaciones ocasionales y en algunos casos y los más graves idealizan relaciones parejas perfectas con las personas que le atraen física y emocionalmente, sólo en sus sueños, cree que si esa persona corresponde al amor su vida será mejor o más completa.

Pero en realidad no nos enamoramos de la persona en sí, porque en la mayoría de los casos no la conocemos lo suficiente, sino de la imagen idílica que hemos formado, nos enamoramos de la persona que nos gustaría que fuera.

También existen casos donde simplemente nos sentimos atraídos por alguien que tiene sabor a prohibido, es decir, ser el amante de otra persona que ya tiene pareja. Convirtiendo ese amor en un reto o desafío. Sin embargo, si la persona comienza a interesarse realmente por nosotros y el amor se materializa en algo real no es extraño que la relación pierde automáticamente se acabe.

¿Cómo olvidar un amor imposible?

En primer lugar comienza por pregúntate ¿por qué te atraen las personas inalcanzables?. Quizás descubras que tienes miedo al compromiso, que no estás preparado/a para enfrentar una relación sentimental o que estás repitiendo experiencias emocionales que provienen de tu infancia.

La psicóloga clinico Thania Yépez comenta los amores imposibles surgen porque existen personas que “disfrutan” de ese amor idílico, ya que se sienten relativamente cómodos en la zona de confort que han creado y les aterroriza la perspectiva de iniciar una relación de pareja real, en la cual tienen que abrirse emocionalmente a otra persona.

En segundo consiste en sentirte bien contigo como persona, ya que si no te sientes a gusto contigo, si no te amas lo suficiente, entonces no estás preparado/a para comenzar una relación de pareja saludable. No olvides que los conflictos internos son la causa más común de los problemas de pareja. Es conveniente reflexionar sobre los ideales de pareja que has creado. ¿Estás enamorado/a de una persona real o de una imagen idílica? ¿Hasta qué punto conoces a esa persona? ¿Conoces sus defectos y manías? Es probable que te asombre descubrir que en realidad no conoces en lo absoluto a la persona que no logras sacar de tu cabeza y que estás enamorado/a del ideal que has creado en tu mente.

En tercer lugar abre tu corazón a nuevas experiencias de pareja. No se trata de que apliques el proverbio “un clavo saca al otro”, pero debes ser consciente de que cuando estás obsesionado/a con un amor, no logras ver lo que ocurre a tu alrededor, te cierras a los demás y te impides vivir. Obsesionarse no es estar enamorado, aunque así lo creas. Quizás la persona que te hará feliz se encuentra justo delante de tus narices y no puedes verla porque estás mirando en la dirección equivocada.