Cómo limpiar una lápida de bronce?

por

El bronce, es una aleación compuesta por la unión del cobre y el estaño, que cuando se expone mucho tiempo al aire y a la humedad, forma una capa verdosa . Este recubrimiento verdoso, se conoce como pátina.

La pátina, son una serie de capas o películas superficiales que representan el estado de envejecimiento de un material. Este acabado oscurecido a mucha gente le gusta, ya que le da un carácter especial  al bronce, pero a otra gente no le gusta nada, ya que consideran que es feo, y prefieren tener un bronce brillante con un aspecto limpio.

Por esta razón, antes de proceder a limpiar una lápida de bronce, lo primero que hay que hacer es medir su grado de suciedad. En caso de tener polvo, tierra y/o telarañas, conviene pasar un paño o cepillo en seco para retirar los desechos que podrían crear barro si utilizamos agua directamente nos dificulta la limpieza.

Limpieza de lápidas de bronce

Productos necesarios para la limpieza del bronce

 Bicarbonato de sodio y jugo de limón

  • Trapos de algodón
  • Plato
  • Cucharas
  • Esponja de lavar platos

Paso a paso para la Limpieza de lápidas de bronce

Aclare con agua tibia, los artículos de bronce, y seca bien con una toalla limpia. Esto elimina de forma segura el polvo y otras partículas que puedan obstaculizar el pulimento que realizaremos seguidamente.

Coloca en un plato pequeño, 4 cucharadas de bicarbonato de sodio aproximadamente, añade jugo de limón y mezcla hasta formar una pasta suave. Aconsejamos tirar un poco de de jugo de limón e ir añadiendo más si es necesario.

Aplicar la pasta preparada sobre la lápida de bronce con las manos, aconsejamos utilizar guantes de goma para proteger las manos.

Con los trapos pequeños de algodón, frotamos el artículo de bronce, mediante pequeños movimientos circulares. Este es el paso clave para eliminar  la capa verdosa. Si no vemos el bronce limpio y brillante, tendremos que frotar varias veces hasta que alcancemos el  efecto deseado. También podemos utilizar una esponja de lavar platos para frotar el bronce, si vemos que nos cuesta mucho limpiarlo.

Una vez que ha frotado el bronce, dejar reposar la pasta encima del artículo a limpiar, durante unos 20 a 30 minutos. Pasados los 30 minutos, se enjuaga la lápida de bronce con agua tibia, para quitar la pasta que habíamos aplicado. Seguidamente secaremos el artículo con una toalla limpia y ya tendrá el bronce brillante y perfecto. Aplique un poco más de la pasta que preparo con bicarbonato de sodio y jugo de limón.