Cómo limpia el enjuague bucal?

por

El enjuague bucal es una solución que se utiliza comúnmente después del cepillado de dientes para eliminar las bacterias y microorganismos causantes de caries, manteniendo la limpieza bucal y eliminando el mal aliento causado a raíz de estas bacterias.

Fue Anton van Leeuwenhoek quién descubrió lo que hoy denominamos como placa bacteriana, es decir, depósitos de organismos vivos en los dientes. Experimentó con muestras de bacterias comprobando que estas se inmovilizaban y morían si él añadía una solución de vinagre y brandy. Utilizándose a sí mismo comenzó a aclarar su boca con vinagre y brandy y encontró que los organismos continuaban en la placa, concluyendo así que el enjuague no permanecía suficiente tiempo en la boca como para destruir los organismos.

Harald Loe demostró a finales de 1960 que un compuesto de clorhexidina podría evitar el surgimiento de placa dental. La razón de su eficacia consistía en que clorohexidina se adhiere a la superficie dental, permaneciendo en la boca durante más horas. Desde ese momento comenzó a aumentar el interés comercial por el enjuague y la demanda de productos para combatir tanto la placa bacteriana y las infecciones que esta produce, como la gingivitis.

Hoy en el mercado podemos encontrar una gran variedad de enjuagues bucales con distintas funciones que determinan su composición. Algunos se especializan en la prevención de halitosis (el mal aliento); otros poseen flúor entre sus ingredientes y además de prevenir las caries, optimizan la calcificación de los dientes.
Además, en la actualidad se están diseñando enjuagues bucales que reduzcan o curen las neoplasias en la cavidad bucal.

Mira más del enjuague bucal en el siguiente video: