Cómo limpiar la cañería?

por

La limpieza de tuberías es una tarea más que crucial si deseamos mantener nuestro inmueble en perfectas condiciones libre de roedores, insectos o demás alimañas; las obstrucciones, los malos olores y las fugas son las principales causas de los problemas en tuberías, por un mal uso de ellas y por el propio paso del tiempo se acaban deteriorando. Además de usarlas correctamente (recordando que no son una vía en donde tirar los residuos) se las debe mantener limpias y en perfecto estado; a pesar de lo engorroso que puede resultar, una revisión y mantenimiento mensual es lo que recomiendan los entendidos en el tema, y así evitar sorpresas desagradables como la aparición masiva de cucarachas.

  • La boca del desagüe debe revisarse regularmente, y así comprobar que no exista ningún objeto que obstruya el paso del agua; si empleamos desatascadotes químicos, debemos tener en cuenta que los mismos están confeccionados con sustancia tóxicas, por lo que debemos evitar que entren en contacto con nuestra piel.
  • Se recomienda utilizar para la limpieza de tuberías, el agua hirviendo, la misma nos ayuda disolver los residuos que puedan haber quedado atascados; si ésta no funciona entonces recurriremos a productos específicos. Debemos recordar siempre leer las instrucciones de uso ya que es muy común su uso indebido; la mayoría de los desatascadotes químicos tienen que diluirse en agua antes de ser vertidos por la tubería y por desconocimiento no siempre lo hacemos.

Materiales Caseros Necesarios:

Una de las principales razones por las cuales los individuos son rehaceos a la limpieza de tuberías es por el costo que deben abonar, sin embargo, habitualmente, los drenajes tapados son algo que podemos solucionar nosotros mismos de manera práctica y rápida.




Un remedio sencillo y probado para eliminar las obstrucciones más pequeñas es una mezcla de levadura química y vinagre; verteremos en la tubería media taza de levadura seguida por otra media de vinagre y dejaremos que la mezcla se asiente durante varios minutos; luego, verteremos una olla de agua hirviendo por la tubería. El destapacaños es la herramienta más tradicional en la limpieza de tuberías, por lo general consigue desalojar todo lo que no se haya internado demasiado en la tubería principal; aplicaremos una capa gruesa de vaselina al borde del destapacaños (ésta permite que dicho borde se ajuste herméticamente produciendo una succión mucho más fuerte) y empezaremos a ejercer presión, a continuación veremos como todo aquello que obstruía la tubería, aflojará y mediante agua hirviendo se eliminará.

Obtén más información con el siguiente video: