Cómo limpiar las aguas residuales?

por

Mucho se ha dicho que el planeta está en alto riesgo. El cambio climático ha sido denunciado por organizaciones, científicos y gobiernos. A pesar del escepticismo sobre el tema, la mayoría de la gente sobre la tierra está de acuerdo en que se deben controlar las emisiones de gases contaminantes y aguas residuales, pues el aire y el agua limios son bienes cada vez más escasos.

Muchas veces nos preguntamos qué podemos hacer, como simples ciudadanos del mundo, para contribuir a cambiar esta situación. Más allá de los actos o discursos políticos, cómo podemos contribuir a mejorar nuestro ambiente y conservar el planeta.

La separación de la basura es un primer paso. Saber clasificar los desechos en orgánicos y reciclables y hacerlo, efectivamente, es una gran contribución con el planeta.

Otra, un poco más compleja, es garantizar que las aguas que usas en tu hogar u oficina sean tratadas adecuadamente antes de ser liberadas a algún río o cauce natural. ¿Cómo hacerlo? Instalando plantas de tratamiento residuales en tu barrio u edificio.

Aquí te explicamos cómo funcionan las plantas de aguas residuales para la limpieza del preciado líquido.

Tratamiento de aguas residuales

Las plantas de tratamiento residuales son ofrecidas por una variedad de empresas que se dedican a ese ramo. Puedes contactar alguna para que te expliquen la capacidad de sus plantas y los costos; algo importante a la hora de tomar la decisión de instalarlas. Por lo general, tiene sentido instalarlas en grandes edificios o urbanizaciones. Se supone que los gobiernos locales también pueden y deben invertir en estas obras.

Tratar el agua permite su vertido seguro en la naturaleza e, incluso, su reutilización en casas o industrias.

En cualquier caso, el tratamiento de las aguas residuales pasa por varios pasos que son más sencillos de lo que parecen.

Decantación

En primer lugar el agua servida es “flitrada” por un sistema de rejillas que separan los residuos sólidos que pudiera traer, del líquido. Pueden ser rejillas físicas que se utilizan junto a sistemas de bombeo a gravedad, para ir depurando el agua.

Preclarificación

El agua recolectada se vierte en un primer tanque de tratamiento, donde se trata con microorganismos que pueden eliminar hasta un 50% de sus impurezas.

Clarificación

Tras este primer paso, el agua pasa a un segundo tanque de tratamiento aeróbico, en el cual se oxigena el agua inyectándole aire y adicionándole microorganismos.

Finalmente, el agua pasa a un tercer tanque donde se remueve el lodo y otros residuos por diferencia de densidad. Es una especie de gran filtro que termina de depurar el líquido.
Según el sistema que decida contratar, el agua puede pasar por un último filtro que elimina parásitos y bacterias, para terminar concentrándose en un tanque de aguas tratadas que está lista para ser utilizada o vertida al ambiente.

Energía solar

Sigue preocupado por el ambiente. Si recicla la basura e instala plantas de tratamiento de aguas residuales contribuirá bastante con el planeta. Una última opción que queda a mano es instalar sistemas de generación eléctrica solar en su hogar u oficinas. Pero ese sería tema de otro artículo.