Cómo limpiar un piso de baldosas?

por

Seguro que a todos nos ha pasado que, después de hacer obra en casa y colocar un suelo de baldosas de gres o similares, después de fregar nos hemos encontrado con los consabidos restos de cemento que parece que no se van con nada. Pues hay una excelente solución: limpiarlos con ácido clorhídrico o muriático. Estos productos pueden encontrarse en almacenes de material para albañilería, buenas droguerías y algunos centros de bricolaje. A veces se comercializan con el nombre de “eliminador de cemento” o similar. Sin embargo, si en casa tenemos aguafuerte o salfumán, podemos probar a utilizarlos rebajados con agua. Eso sí, siempre con guantes y, a ser posible, mascarilla.

Aunque los suelos cerámicos parecen inalterables, lo cierto es que el gres (la mayoría de estos suelos son de este material) es poroso y puede absorber las manchas, siendo después imposibles de eliminar. ¿Imposibles? De eso nada. Si el problema es una mancha de grasa, suele ser suficiente con limpiarla con una mezcla de agua y detergente quitagrasas, a la que se le añadirá un chorrito de amoniaco. Las manchas de pintura resecas pueden eliminarse con un buen decapante; y si lo que ha caído es cera (por ejemplo, de una vela o cera de depilación), después de rascar los restos en seco bastará con frotar la superficie con vinagre caliente.

Obtén más información con el siguiente video: