Cómo limpiar la nieve y el hielo del auto?

Durante la temporada de nieve, el pavimento y techos de las casas no son los únicos afectados; tu auto también y puede impedirte salir y seguir tu vida cotidiana.

El auto permanece en la intemperie todos los días y no esta exento de ser cubierto por la nieve. Las puertas y parabrisas son en primer lugar las partes que necesitamos que estén libres de nieve, ya que nos impiden utilizar el auto.

En esta nota te enseñaremos cómo limpiar la nieve del auto de una forma segura:

Necesitarás:

  • Cepillo o cartón
  • Espátula de plástico

Pasos a seguir

Para deshacernos de la nieve que recubre todo el auto, toma un cepillo de goma y retírala poco a poco. No debes utilizar cepillos que contengan cerdas metálicas ya que puedes dañar la pintura del auto sin notarlo.

Si no te es posible realizar la limpieza con el cepillo, puedes optar por utilizar un cartón duro.

Para limpiar el hielo de la superficie del auto, lo mejor será utilizar una espátula  de plástico. Deberás pasar cuidadosamente la espátula  tratando de eliminarlo  poco a poco.

Si se trata del parabrisas, es recomendable limpiar primero las zonas de alta implicación visual para  el piloto.

Para evitar que tu parabrisas o pintura del auto se rayen, es recomendable no utilizar espátulas de metal

También, una de las opciones más utilizadas, es encender el vehículo y dejarlo inactivo durante unos minutos hasta calentarlo. Por otro lado, puedes encender la calefacción de tu auto y espera al menos15 minutos para que el vidrio se caliente y el hielo se ablande, esto facilitará el trabajo en gran medida.

Para prevenir alguna posibilidad de intoxicación por monóxido de carbono, asegúrate de que la nieve o algún otro material no se encuentre bloqueando el tubo de escape,

No debes, por ningún motivo, intentar quitar el hielo del parabrisas utilizando agua caliente, fría o tibia, ya que puedes  provocar que el vidrio estalle al someterlo a un cambio brusco de temperatura.

Ten presente que para realizar este trabajo debes tener mucha calma, ya que cualquier movimiento fuerte o rápido, puede ocasionar  rayones en el auto y en el parabrisas.

Por último, es importante que tengas en cuenta que  la sal en algunos casos es una aliada, pero en esta oportunidad no es así, por lo que no debe ser utilizada jamás en este caso. La sal no descongelará, rayará el parabrisas y por último podría dañar la carrocería por su efecto corrosivo.