Cómo limpiar las manchas de la cara por la edad?

A partir de los 50 años es usual la aparición de manchas de color marrón o negra en varias partes del cuerpo, especialmente en el rostro, cuello y el dorso de las manos, hombros, espalda y pies. Estas manchas están relacionadas con una exposición excesiva a los rayos UV y aunque en la mayoría de los casos son inofensivas, se hace necesario un examen médico para descartar células cancerosas.

Con el paso del tiempo, estas manchas se acentúan, haciéndose cada vez más grandes y oscuras, y aun cuando son indoloras,  no nos hacen lucir bien. Si deseas eliminarlas, aquí te contaremos como hacerlo de forma natural:

Jugo de limón

Exprime un limón y sumerge en él una mota de algodón, humedece todo tu rostro, o solo las partes afectadas; déjalo actuar por 20 minutos y finalmente lava tu cara con abundante agua fría.

Es recomendable realizar este tratamiento diariamente y por las noches, ya que si se aplica durante el día puedes manchar aún más tu piel.

El limón contiene ácido cítrico, que actúa como un blanqueador natural, reduciendo así las manchas de la piel.

Aceite de ricino

Todas las noches, masajea suavemente las zonas afectadas con aceite de ricino.

Este es un estimulante para la producción de colágeno y elastina.

Vinagre de manzana

Necesitarás:

  • Vinagre
  • Agua de rosas
  • Cebolla

Tritura una cebolla hasta convertirla en una pasta, agrega ½ cucharada de vinagre de manzana y ½ cucharada de agua de rosas, mezcla y aplica esta mascarilla sobre tu rostro previamente lavado con jabón neutro. Déjala actuar durante 20 minutos y finalmente, lava tu cara con agua tibia.

El vinagre por su contenido de ácidos, eliminará las células muertas de tu piel.

Suero de leche

Aplica suero de leche en tu rostro todas las noches. Antes, debes lavar tu cara y eliminar residuos de cremas o cosméticos.

El suero de la leche limpiará tu rostro y eliminará las manchas causadas por la edad, gracias al ácido láctico que contiene.

Agua oxigenada

Rocía tu piel con agua oxigenada todas las noches antes de dormir y no enjuagues hasta el día siguiente.

Aloe Vera

Extrae el cristal del tallo del Aloe Vera y aplícalo sobre tu rostro previamente lavado. Basta con cortar una rama y quitarle la cáscara.

Déjalo secar sin enjuagar.

Esta planta posee propiedades excepcionales para el cuidado de la piel.

De tu constancia en la aplicación de estos remedios naturales, dependerán los resultados.